jueves, 29 de enero de 2009

Ofrendas para los espiritus

He encontrado una anécdota interesante sobre la visita de un tal Abram a Indonesia...

Abram descubre una curiosa tradición, de dejar una pequeño barcos de arroz hecho en hojas de palma todos los días en algunas esquinas de la casa donde se hospeda.

Cuando Abram le pregunta a la anfitriona para que son los botecitos, esta le explica que son ofrendas para los espíritus de la casa...

Luego de un rato Abram descubre que los botecitos se encuentran vacíos. Observando con mas detenimiento se da cuenta que el arroz se lo llevaban una larga fila de pequeñas hormigas.

Por un momento piensa que es un desperdicio poner tanto cuidado en construir y colocar los botecitos para que las hormigas arruinen la ofrenda. Pero finalmente descubre que tal vez sean estas hormigas los verdaderos espíritus a los cuales están dirigidas las ofrendas, ya que la propiedad esta rodeada por varios hormigueros y este evento repetitivo de dejarles comida en lugares designados previene la infestación completa de la casa por las hormigas.

Esto me hace recordar en nuestra propia casa que cuando quedaba algún pequeño resto de comida sobre el mesón de la cocina, las hormigas las tomaban y evitaban tocar nuestra comida, que podía estar a escasos centímetros.

Talvez no sea necesario luchar contra las hormigas (lo que en muchos casos es una batalla perdida) y mejor en cambio demostrarles nuestro respeto con una pequeña ofrenda.

Anécdota original tomada de el libro de las hormigas vía www.leafcutterdesigns.com