miércoles, 9 de junio de 1999

Solos

Nos hemos quedado mudos sentados en aquel sofa, mirandonos directamente a los ojos, proyectando nuestros cálidos sentimientos sin poder expresarlos en palabras... No queda mas que el abrazo que nos une, que nos tranquiliza... Tendidos en el levitante sueño, latiendo juntos suavemente en silencio, solo sintiendonos bien compartiendo este momento...