sábado, 1 de noviembre de 2008

Verdad, bondad, utilidad

Creo que podriamos atraer las mejores cosas si aplicaramos siempre el principio socratico de la verdad, bondad y utilidad.

Esta es la anecdota de socrates:

- ¿Sabes, Sócrates, lo que acabo de oír sobre uno de tus discípulos?

- Antes me gustaría que pasaras la prueba del triple filtro. El primero es el de la Verdad. ¿Estás seguro de que lo que vas a decirme es cierto? Platón

- Me acabo de enterar y ...

- ... o sea, que no sabes si es cierto. El segundo filtro es el de la Bondad. ¿Quieres contarme algo bueno sobre mi discípulo?

- Todo lo contrario.

- Conque quieres contarme algo malo de él y sin saber si es cierto. No obstante aún podría pasar el tercer filtro, el de la Utilidad, ¿me va a ser útil?

- No mucho.

- Si no es ni cierto, ni bueno, ni útil, ¿para qué contarlo?