domingo, 4 de junio de 1995

V.M.P.R.

Era natural, creado de belleza, sabiduría y armonía; pero un dia, de entre la noche, aunque conocido como monstruoso, su hermosura lo atrajo hacia ella, que con dos punzadas de sangre convirtió la belleza en imprescindible asombro, la sabiduría en experiencia absoluta y la armonía en caos sicológico. Y caído hasta el suelo se levantó de nuevo brillando como nunca lo había hecho, miró hacia atras y vió la vida llena de problemas y alegrías, miró hacia adelante y quedó ciego por una luz intensa; así, se miró y miró a su alrededor y vivió para hoy, porque mañanas siempre habrían y los hoy solo serán ayeres ...